Learnt in Translation

A translator's repository

La industria del alcohol desinforma al público sobre el riesgo de cáncer

Unknown (2017)

Una investigación identifica la «negación, distorsión y distracción» como sus líneas de acción principales.

Según una nueva investigación publicada en Drug and Alcohol Review, la industria de las bebidas alcohólicas (IBA) tergiversa las pruebas que indican riesgo de cáncer por consumo de alcohol mediante acciones que tienen paralelo con las de la industria tabaquera.

Encabezado por la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres y el Instituto Karolinska, el equipo analizó la información relativa al cáncer proporcionada por las páginas web y documentos de cerca de 30 organizaciones de la industria del alcohol de todo el mundo entre septiembre y diciembre de 2016. La mayoría de páginas web oficiales (24 de 26) mostraron algún tipo de distorsión o tergiversación de las pruebas sobre el riesgo de cáncer por consumo de alcohol, siendo las tergiversaciones más frecuentes las concernientes a los cánceres colorrectal y de mama.

El enfoque más común consistía en presentar la relación entre el alcohol y el cáncer como algo sumamente complejo, dejando traslucir o afirmando que no hay prueba de que exista un nexo sólido o independiente entre ambos. Otros, además, niegan que exista relación alguna o sostienen impropiamente que el consumo leve o «moderado» de bebidas alcohólicas no presenta riesgo, añadiendo una amplia gama de factores reales o potenciales a la discusión y haciendo así que el alcohol aparezca solamente como un riesgo más entre muchos.

Según el estudio, los investigadores indican que los responsables de salud pública y los organismos del ramo habrían de reconsiderar su relación con las organizaciones de la industria del alcohol, ya que en muchos países la industria participa en el diseño de políticas y difunde información sobre salud entre la población.

El consumo de alcohol es factor de riesgo reconocido para todo un conjunto de cánceres, incluidos los de la cavidad oral, hígado, mama y colorrectal, constituyendo aproximadamente el 4% de todos los casos nuevos de cáncer que se producen anualmente en el Reino Unido. Existe una evidencia limitada sobre que el alcohol proteja contra algunos cánceres, como los de riñón y ovario, pero en 2016 el Observatorio de Carcinogenicidad del Reino Unido llegó a la conclusión de que la evidencia era contradictoria y que el aumento del riesgo de padecer otros cánceres por consumir bebidas alcohólicas supera con mucho la posible atenuación de otros riesgos.

Este nuevo estudio analizó la información que difunden 17 organizaciones financiadas por la industria del alcohol, principalmente «organismos de vertiente social y relaciones públicas» (SAPRO, por sus siglas en inglés) y similares. Los investigadores buscaron determinar hasta qué punto la industria del alcohol comunica completa y fielmente los hallazgos científicos sobre alcohol y cáncer a los consumidores. Analizaron información sobre cáncer y consumo de alcohol difundida por organismos de la industria del alcohol y organizaciones afines de la esfera anglófona, o de sitios donde la información se hallaba en inglés.

A través del análisis cuantitativo de esta información pudieron identificar tres estrategias principales usadas por la industria. Negación: negar o cuestionar cualquier nexo con el cáncer o hacer una omisión selectiva de dicha relación; Distorsión: mencionar cierto riesgo de cáncer pero tergiversando o disimulando la naturaleza de tal riesgo; y Distracción: trasladar el debate a asuntos que tienen poco que ver con los efectos independientes del alcohol en los cánceres comunes.

Mark Petticrew, catedrático de Salud Pública de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres y autor principal del estudio, señaló: «Los hallazgos científicos son tajantes: consumir alcohol incrementa el riesgo de algunas de las formas de cáncer que son más frecuentes, incluidos varios cánceres comunes. La sensibilidad de la ciudadanía respecto a este riesgo es baja y se ha dicho que una mayor sensibilización, en particular en torno al riesgo de cáncer de mama, supondría una notable amenaza para la industria del alcohol. Nuestro análisis apunta a que los principales productores de alcohol del mundo pueden tratar de mitigar esto difundiendo información engañosa sobre el cáncer a través de sus organizaciones de promoción del “consumo responsable”».

Una estrategia habitual consiste en la «omisión selectiva»: evitar mencionar el cáncer cuando se discuten otros riesgos para la salud u omitir tipos específicos de cáncer. Uno de los hallazgos más notables de los investigadores es que los materiales divulgativos de la industria al parecer omiten o tergiversan la evidencia existente sobre el cáncer colorrectal y de mama. Una posible razón para ello es que estos se encuentran entre los cánceres más habituales y, por tanto, pueden ser más conocidos que el cáncer oral o de esófago.

Cuando se menciona el cáncer de mama, los investigadores hallaron que 21 de la organizaciones no presentaron ninguna información sobre dicho cáncer o la presentaron tergiversadamente. Por ejemplo, se proponen muchos factores de riesgo alternativos para el cáncer de mama sin reconocer que el consumo de alcohol es un factor de riesgo independiente.

El profesor Petticrew manifestó: «Lo que actualmente sabemos sobre las estrategias que utiliza la industria del alcohol sugiere que podría no tratarse de una simple equivocación. Esto tiene un paralelismo evidente con la campaña que la industria tabaquera lleva décadas poniendo en práctica para inducir a error a la opinión pública acerca del riesgo de cáncer, campaña que también se valió de una pantalla de organizaciones y actividades sociales patrocinadas por las empresas».

Los investigadores dicen que los resultados son importantes porque la industria del alcohol participa en la transmisión de información sobre salud a personas de todo el mundo. Los hallazgos sugieren también que las empresas internacionales de bebidas alcohólicas pueden estar confundiendo a sus accionistas respecto a los riesgos que tienen sus productos, abriendo la puerta a que la industria se pueda ver sometida a litigios en algunos países.

El profesor Petticrew ha dicho: «Algunos organismos de salud pública han establecido relaciones con las organizaciones de la industria analizadas por nosotros. A pesar de sus intenciones indudablemente buenas, es antiético que presten su experiencia en la materia y den cobertura a las campañas de la industria que confunden al público sobre los daños que puede causar el alcohol. Nuestros hallazgos también constituyen un claro recordatorio del riesgo que supone darle a la industria del alcohol la responsabilidad de informar a las personas sobre alcohol y salud».

«A menudo se ha dado por sentado que, en general, la industria de las bebidas alcohólicas, a diferencia de la industria tabaquera, ha tendido a no negar los peligros del alcohol. Sin embargo, este flujo de información engañosa ha ayudado a mantener lo que se ha dado en llamar una “ilusión de honradez” a los ojos de los responsables de las políticas de salud pública, conjurando a la vez cualquier repercusión sobre el consumo de alcohol y sobre los balances de las empresas».

«Es importante subrayar que si las personas beben dentro de lo que se recomienda no deberían preocuparse en lo relativo al cáncer. Para obtener información clara y accesible sobre estos riesgos, los ciudadanos puede visitar la página web de Servicio Nacional de Salud».

Los autores reconocen las limitaciones del estudio, incluido el hecho de que existen muchos otros mecanismos y organizaciones que no examinaron, a través de los cuales la industria difunde información sobre salud, aunque es poco probable que el mensaje transmitido sea diferente.

Los investigadores también afirman que hay una necesidad urgente de examinar otros sitios web, documentos, redes sociales y otros materiales de la industria para poder evaluar la naturaleza y grado de distorsión de la evidencia científica y saber si se extiende a otros campos de la salud, por ejemplo, los relacionados con las enfermedades cardiovasculares.

Publicación

Mark Petticrew, Nason Maani Hessari, Cécile Knai y Elisabete Weiderpass. How alcohol industry organisations mislead the public about alcohol and cancer. Drug and Alcohol Review. DOI: 10.1111/dar.12596

Lecturas adicionales

Primera, Segunda, Tercera , Cuarta.

Translation info
Translator: Alexis Condori
Published: October 4, 2017 at 18:08 GMT
Last modified:
Canonical url: https://alexiscondori.com/translation/0006-industria-alcohol-desinforma-riesgo-cancer
Source: hstrsr/cwaw-lehamea-.okonlw-euebt-/iebsp2g1i/alloio--rnsudtiylmhscead7n0-/uwlncsanovtsaec/hulcr.lttsd.cwn/e:-pitk