Learnt in Translation

A translator's repository

¿Por qué algunos catalanes quieren la independencia y cómo lo ve España?

S. Jones (2017)

El gobierno regional de Cataluña pretende celebrar un referéndum independentista el 1 de octubre. El gobierno español ha asegurado que impedirá la consulta, pues afirma que es inconstitucional, y los dos gobiernos —el de Madrid y el de Barcelona— caminan hacia un choque frontal.

¿Por qué algunos catalanes quieren la independencia?

El movimiento proindependentista, liderado por el presidente regional, Carles Puigdemont, sostiene que Cataluña posee un derecho moral, cultural, económico y político a la autodeterminación. Los que lo apoyan creen que su región rica de 7 millones y medio de habitantes ha aportado más a España de lo que ha recibido a cambio.

El apoyo al independentismo ha aumentado en los últimos años, en los que España ha padecido una aguda y prolongada crisis. Muchos catalanes siguen indignados por la sentencia del Tribunal Constitucional que hace siete años anuló o reinterpretó partes del Estatuto de Autonomía de Cataluña, que habría supuesto un mayor grado de autogobierno para la región.

¿Es muy fuerte el sentimiento independentista?

Las encuestas indican que el 70 por ciento de los catalanes quiere poder votar en un referéndum pero que están más divididos en lo que respecta a la idea de la independencia. Hace dos meses un estudio demoscópico arrojó que el 49.4 por ciento de los catalanes se oponían a la independencia, estando a favor un 41.1 por ciento.

¿Cómo se llegó a la actual situación?

El Parlamento de Cataluña, donde la coalición de Puigdemont tiene mayoría, ha estado adoptando medidas legislativas encaminadas a la independencia durante más de un año. En junio Puigdemont anunció que el referéndum se celebraría en octubre y la pregunta que haría a los ciudadanos sería: «¿Quiere que Cataluña sea un estado independiente en forma de república?»

Este mes [septiembre de 2017], tras una acalorada sesión del parlamento regional, los diputados aprobaron la llamada ley del referéndum para allanar el camino a la consulta. El gobierno insiste en que el referéndum será legalmente vinculante y ha prometido declarar la independencia de España en un plazo de 48 horas si gana la opción independentista.

¿Qué dice de todo esto el gobierno de España?

El Presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha insistido en que el referéndum no se celebrará y ha prometido abortarlo empleando todos los resortes legales al alcance del gobierno.

¿Qué razones aduce el gobierno español para oponerse a la consulta?

Sostiene que cualquier referéndum sobre la independencia de Cataluña sería ilegal en virtud de que la Constitución Española de 1978 no prevé ningún mecanismo de consulta para la autodeterminación.

El Tribunal Constitucional de España, que suspendió la ley del referéndum aprobada a la fuerza este mes en el Parlamento de Cataluña, analiza la posible inconstitucionalidad de dicha ley.

En marzo de este año [2017] el expresidente catalán Artur Mas fue condenado a inhabilitación para ejercer cargos públicos durante dos años al ser hallado culpable de desobedecer una sentencia del Tribunal Constitucional que le prohibía realizar el referéndum simbólico por la independencia que organizó hace tres años. Otros miembros en activo del actual gobierno catalán han sido encausados por su participación en los esfuerzos proindependentistas.

¿Entonces se ha llegado a un impasse?

Básicamente, sí. Pero ha habido una significativa escalada de tensión esta semana [del 18 al 28 de septiembre de 2017] debido a que agentes de la guardia civil irrumpieron en una docena de sedes del gobierno regional para realizar registros y detener a 14 altos cargos, incluidos los secretarios catalanes de Economía y de Hacienda. La policía incautó cerca de 10 millones de papeletas de sufragio y más de 1.5 millones de afiches y volantes del referéndum.

Mientras tanto, el ministerio del Interior ha revocado todos los permisos de los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil encargados de evitar el referéndum, el gobierno de España ha impuesto controles al gasto regional catalán y el ministro de Asuntos Exteriores ha manifestado que algunos independentistas han adoptado «actitudes nazis» por tratar de intimidar a los alcaldes catalanes que son opuestos al referéndum.

¿Cuál ha sido la reacción?

Puigdemont ha acusado al gobierno español de haber suspendido la autonomía regional por la vía de los hechos y haber declarado un estado de emergencia de facto. Unas 40 000 personas tomaron las calles de Barcelona la noche del miércoles [20 de septiembre de 2017] para manifestarse en contra de la irrupción de la policía en las sedes regionales. Esa noche, en un comunicado, Rajoy dijo al gobierno regional: «Detengan esta escalada de radicalismo y desobediencia de una vez por todas».

¿Y ahora, qué?

No se sabe a ciencia cierta pero los gobiernos español y catalán seguirán jugando al gato y el ratón. Ninguna de las partes ha mostrado señales de dar marcha atrás: Puigdemont dice que el referéndum seguirá adelante; Rajoy se empecina en que no.

El gobierno español no descarta recurrir al artículo 155 de la Constitución, nunca antes utilizado, que permitiría al gobierno central suspender la autonomía de Cataluña y tomar el control para impedir la consulta. Sin embargo, un movimiento de esa naturaleza —de producirse poco después de las polémicas redadas policiales— seguramente resultaría muy contraproducente. No solo sería visto como una medida demasiado expeditiva dentro y fuera del país, sino que ello daría mayor aliento a la causa independentista.

Translation info
Translator: Alexis Condori
Published: October 3, 2017 at 18:33 GMT
Last modified:
Canonical url: https://alexiscondori.com/translation/0005-por-que-catalanes-quieren-independencia-espana
Source: hwtis-/nwawstse-uarwidnacemnwdrede2n1-/new/s1awayad--moseoc-thl/n2-past7i0d/plnoe/co-.na-dhatgih-.pwi/s:vpet